Tel. Centro:
(011) 4805 8033


Tel. Maschwitz: (03484) 444884

Proyecto Educativo

El fin primordial del Colegio es que los alumnos adquieran una sólida formación académica basada en una visión cristiana del mundo. Se busca cultivar en ellos un profundo amor a Dios y a la Iglesia, al mismo tiempo que desarrollan la sensibilidad social, la solidaridad, la amistad y la alegría, junto a la capacidad creativa y el trabajo en equipo.
 

ESTILO DE FORMACIÓN

Sabiendo que la tarea de educar es un derecho y un deber inalienable de los padres, el colegio busca acompañarlos en la formación de sus hijos.

Teniendo en cuenta que la educación de una persona no es una tarea para ser llevada a cabo en forma seriada, sino como producto de una labor artesanal, el Colegio San Pablo busca contar con grupos reducidos; así es como llega a lograrse una educación realmente personalizada, capaz de armonizar el desarrollo de las capacidades propias del alumno de acuerdo con sus potencialidades y situación particular.

Esta educación personalizada se concreta en un continuo acompañamiento y orientación de cada alumno para que llegado el momento y observando sus intereses y capacidades, pueda discernir su vocación y definir su propio proyecto de vida. Se busca lograr también la concreción de una fuerte amistad entre compañeros, que sea  duradera en el tiempo  y que fortalezca su inserción social.

 

OBJETIVOS GENERALES

Brindar una formación integral y personalizada que apunte a desarrollar las capacidades individuales  en sus distintas dimensiones y discernir sus vocaciones personales,  basada  en una sólida escala de valores. 


    • Formar  una visión cristiana del mundo, es decir, un conocimiento objetivo e integral de la realidad total, natural y sobrenatural, una valoración de esa realidad y una consecuente toma de posición vital que configure una conducta coherente con los principios e ideales cristianos.
    • Desarrollar la vida en la fe, a partir de un encuentro vivencial y cotidiano con Jesús como centro de su existencia.
    • Desarrollar personalidades fuertes que les permitan integrarse como miembros activos en la comunidad.
    • Acompañar en el descubrimiento de la vocación personal de cada alumno.
    • Desarrollar valores sociales, como el respeto y la solidaridad entre alumnos y los miembros de la comunidad.
    • Desarrollar valores sociales como el respeto y la solidaridad entre alumnos y los miembros de la comunidad.
    • Despertar una adecuada sensibilidad social que los lleve a responder cristianamente al medio que los rodea.
    • Fomentar el fuerte compromiso como agentes activos en el desarrollo de la cultura y de la realidad histórico-social de nuestro país.
    • Procurar que toda la tarea educativa esté animada por el amor y la fidelidad a la Iglesia.
    • Promover situaciones de encuentro que faciliten la interacción entre todos los miembros de la comunidad educativa.
    • Favorecer el trabajo en equipo, el logro de objetivos y la iniciativa personal.
    • Descubrir y desarrollar al máximo las potencialidades de cada alumno.
    • Formar un pensamiento objetivo y crítico.
    • Desarrollar estrategias y recursos que les permitan resolver con eficacia distintas situaciones.
    • Fomentar un pensamiento creativo.
    • Desarrollar estrategias de aprendizaje autónomo.
    • Brindar una amplia visión cultural.
    • Cultivar el respeto, la admiración y el cuidado de la naturaleza como obra creadora de Dios.
  • Procurar que toda la tarea educativa esté animada por el amor y la fidelidad a la Iglesia.
  • Promover situaciones de encuentro que faciliten la interacción entre todos los miembros de la comunidad educativa.
  • Favorecer el trabajo en equipo, el logro de objetivos y la iniciativa personal.